• Home »
  • Noticias »
  • La Junta de Andalucía obliga a bares y restaurantes a ofrecer agua gratis

La Junta de Andalucía obliga a bares y restaurantes a ofrecer agua gratis

sin-tituloLa Junta obligará a los bares y restaurantes andaluces a poner a disposición del público agua potable de manera gratuita.

La Ley para la Promoción de una vida Activa y una Alimentación Equilibrada es la nueva ley que ha presentado la Junta de Andalucía que declara que los bares y restaurantes de Andalucía deberán ofrecer agua de manera gratuita. Además, la normativa establece que será también de obligado cumplimiento tener acceso a agua potable en centros educativos, lugares públicos y centros de ocio infantil.

Una ley creada para luchar contra la obesidad que afecta a un gran número de la población: al 18,7% de la población adulta andaluza y al 22,5% de los menores, ante tales cifras el consejero de salud, Aquilino Alonso, ha querido advertir que “Andalucía es la primera comunidad que da el máximo rango normativo a la lucha contra la obesidad, como problema prioritario de salud pública” .

En la norma se expone que también deberán ofrecer diferentes tamaños de raciones y adaptarlas a la composición de las unidades familiares. Por todo ello se dotará de fuentes en los espacios citados anteriormente y se exigirá a las empresas que dispongan de máquinas expendedoras de productos alimentarios que ofrezcan agua gratis.

El anteproyecto pasa ahora al trámite de información pública, en el que los colectivos y empresas afectadas podrán presentar alegaciones.El siguiente paso sería la aprobación del proyecto de ley por el Consejo de Gobierno para su remisión al Parlamento y continuar su tramitación, algo que el consejero de Salud espera que se pueda producir en el siguiente periodo de sesiones de la cámara andaluza, que transcurrirá entre febrero y junio del próximo año.

215402_197257753648963_194506463924092_482755_2267777_nCon esta medida los bares y restaurantes estarán obligados a poner a disposición de sus clientes un recipiente “con agua fresca y vasos” de forma gratuita. Ésta es una de las novedades que introduce la Ley para la Promoción de una Vida Activa y una Alimentación Equilibrada en Andalucía cuyo anteproyecto fue aprobado hoy por el Consejo de Gobierno. La norma también establece la exigencia de ofrecer diferentes tamaños de raciones en los establecimientos de restauración, así como unidades “adaptadas a la composición de las unidades familiares”. Además, el acceso gratuito al agua potable también será obligatorio en los centros educativos, lugares públicos y centros de ocio infantil. De este modo, se promoverá la dotación de fuentes en estos espacios y se exigirá a las empresas de máquinas expendedoras de productos alimentarios que ofrezcan agua refrigerada gratuita a través de sus dispositivos o junto a ellos.

“Andalucía es la primera comunidad que da el máximo rango normativo a la lucha contra la obesidad, como problema prioritario de salud pública”, explicó el consejero de Salud, Aquilino Alonso, que agregó que la futura ley dispondrá de un catálogo de sanciones para los incumplidores. Alonso incidió en que el objetivo de la nueva regulación es combatir el sobrepeso, que afecta actualmente al 18,7% de la población adulta andaluza y al 22,5% de los menores.

La norma tendrá una especial afección en los colegios. El anteproyecto eleva a rango legal las medidas que actualmente desarrolla la Junta para garantizar los menús saludables en los comedores escolares. En ese sentido, se catalogan como infracciones graves la dispensación de menús con desequilibrios del aporte calórico o la utilización de alimentos o bebidas con alto contenido en ácidos grasos saturadaos y trans, sal y azúcares añadidos.

Además, los centros educativos tendrán un plazo “máximo” de cuatro años para establecer un tiempo mínimo recomendable de cinco horas efectivas semanales de actividad física. Entre otras medidas, se promoverán “recreos con juegos de acción y mayor oferta de actividades extraescolares”, según señaló el consejero de Salud.

La norma faculta al Consejo Audiovisual de Andalucía para velar por que la publicidad no fomente el consumo excesivo de productos hipercalóricos ni use “argumentos o técnicas que exploten la ingenuidad de los menores”, Asimismo, también será una infracción grave la “publicidad de alimentos en áreas sanitarias donde se atiende a los menores”.

El anteproyecto pasa ahora al trámite de información pública, en el que los colectivos y empresas afectadas podrán presentar alegaciones. Según Alonso, este plazo podría alargarse “unos cuatro o cinco meses”. El siguiente paso sería la aprobación del proyecto de ley por el Consejo de Gobierno para su remisión al Parlamento y continuar su tramitación, algo que el consejero de Salud espera que se pueda producir en el siguiente periodo de sesiones de la cámara andaluza, que transcurrirá entre febrero y junio del próximo año.

Fuente: Agencias