Por qué está haciendo tanto frío por las mañanas

Sin título.pngfuente

Por qué está haciendo tanto frío por las mañanas

Salir a la calle por las mañanas se ha convertido en los últimos días en un auténtico reto. Desde que nos abandonaran las lluvias constantes, ahora lo que nos queda es un ambiente frío que seguro que más de una vez te ha recordado al invierno. Eso es porque, en parte, tienes razón: no es lo normal en otoño. La razón de que salgamos por la mañana con el vaho, los cristales con escarcha y mínimas por debajo de los 0ºC tiene una explicación. Y, lo sentimos: seguiremos así un tiempo.

De Valencia a Murcia, pasando por Castilla-La Mancha y León, nos hemos encontrado con mañanas de muchísimo frío. Destacan por ejemplo los -7,4ºC en Uña – La Cañadilla (Cuenca), los -6,3ºC en Cuéllar (Segovia) o los -3,1 en Moratalla (Murcia).

Se trata de valores que han estado muy por debajo de lo normal para estas fechas, pero que tienen su origen precisamente en el tiempo estable consecuencia del anticiclón que planea sobre nuestras cabezas. Puede sonar paradójico, pero la ausencia de lluvias, bajas presiones, viento, nubes y en general lo que coloquialmente se conoce como ‘mal tiempo’ ha hecho que tengamos noches muy frías y amaneceres que parecen de puro invierno.

Sin viento, ni movimiento atmosférico, ni humedad, las mínimas empiezan un descenso en picado pues no hay nada que las frene, ni las altere. El resultado son las primeras heladas de puntos como altiplanos, hoyas y fondos de

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter >> Inversión térmica “de libro”, dejando valores de -1°C/-3°C en zonas bajas de valles, y mínimas elevadas en zonas altas de sierras.

Se trata de una situación que viene agravada además por el alargamiento cada vez mayor de las noches. A falta de poco más de tres semanas para el inicio del invierno, se nota muchísimo ya que nos estamos quedando sin sol, y que la noche se impone progresivamente al día.

  • Noches heladas, días cálidos

Otro fenómeno curioso que tiene que ver con el frío intenso es que durante el día las temperaturas se disparan. Como si de un desierto se tratara, a mediodía podemos tener valores incluso por encima de lo normal para estas fechas, con diferencias de temperatura de hasta 15ºC respecto a la noche. A este fenómeno se le conoce como ‘oscilación térmica’, y es tipiquísimo del invierno.

Esta situación de mañanas frías se verá interrumpida en los próximos días por el paso de un frente atlántico que regará los campos y ‘templará’ un poco el ambiente, es decir, que tendremos días más frescos pero noches más llevaderas.

Sin embargo, la tendencia marca que el anticiclón se volverá a imponer a partir del sábado y tanto el fin de semana como la siguiente semana hablaremos de tiempo anticiclónico. Y, sí, otra vez de mañanas muy frías en las que te tocará volver a sacar el gorro, los guantes y el rascador para quitarle la escarcha a las lunas del coche. 

Video insertado

Predominará la anomalía térmica positiva en prácticamente toda Europa. Será debido a la incidencia de una importante dorsal impuesta a través de la península ibérica. Por las mañanas frío por inversión térmica

wyfFTFQ8t8OtOKqpZ8Ze43

Perfecto para pasear: el primer fin de semana de diciembre llega con sol en casi toda España

Despedimos el mes de noviembre como ya esperábamos, con cielos cubiertos y mucho frío. Pero no desesperes: en gran parte del país este temporal durará poco, concretamente hasta el sábado, cuando las nubes irán rompiéndose y se abrirán muchos claros. Prepárate, eso sí, para el viento y el fuerte oleaje que todavía son persistentes en algunas zonas de costa. En áreas de Cataluña y Galicia el viento alcanzará los 80 km/h así que lleva precaución todavía.
A pesar del frío, que se resiste todavía a dejarnos, los cielos estarán más soleados durante la tarde del viernes. Por la mañana el tiempo será bastante cambiante sobre todo en el litoral cantábrico y en el noreste peninsular. Las rachas de viento del noroeste en el bajo Ebro, el Pirineo oriental, Ampurdán y Menorca alcanzarán los 80 km/h pero se espera que durante el sábado vaya volviendo poco a poco la calma.
Las nubes con las que amanecemos el viernes podrían dejar algunas gotas todavía en Baleares, pero se irán disipando rápidamente. En el Cantábrico y Galicia también se esperan chubascos y una jornada variable por las nubes medias y altas que parecen persistentes al menos hasta la tarde del viernes. Donde podría llover con algo más de intensidad es en Guipúzcoa y en el noroeste de Navarra.
El temporal marítimo seguirá provocando que haya avisos en algunas zonas de costa. El viernes 4 provincias despiertan con aviso amarillo por olas de hasta 5 metros: Gerona, Tarragona, Castellón y Menorca.
Y, aunque las nubes irán dejándonos en casi todo el país, las temperaturas descienden tras el paso del frente atlántico. Será a partir del sábado cuando empiece a sentirse menos frío durante el día en el Cantábrico, Pirineos y el centro peninsular, precisamente aquellos puntos donde más heladas está habiendo. No se descartan todavía, eso sí, que algunas de esas heladascontinúen en zonas de montaña y en zonas altas de ambas mesetas.
  • Diciembre trae cielos despejados
Parece que el fin de semana las nubes solo seguirán presentes en Galicia y el litoral cantábrico oriental, así como en Pirineos. Además las lluvias serán dispersas y solo se esperan en principio en las Rías Baixas. En el resto del país, el sábado por la tarde notaremos ese temporal seco y anticiclónico que nos trae diciembre.

FUENTE: ElTiempoHoy