• Home »
  • Ciudadanía »
  • La Junta prohíbe el marisqueo de varias especies en la zona de Matalascañas y litoral de Huelva por la toxina DSP

La Junta prohíbe el marisqueo de varias especies en la zona de Matalascañas y litoral de Huelva por la toxina DSP

Sin títuloDesde el Gobierno andaluz se apela a la responsabilidad del sector marisquero para que cumpla con la normativa en vigor

Esta medida responde a la presencia de biotoxinas en los moluscos cuya extracción podría conllevar una multa de entre 60.001 y 300.000 euros

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural informa que actualmente se encuentra cerrada al marisqueo de coquina (‘Donax trunculus’) la totalidad de las zonas de producción de la costa de Huelva. Esta actuación responde a la presencia de fitoplancton tóxico DSP  y se levantará en cuanto se compruebe que los moluscos bivalvos se encuentran en óptimas condiciones de salubridad y, por tanto, su consumo humano no conlleve ningún riesgo.

Según ha indicado la Consejería en una nota, la presencia de biotoxinas fue detectada por la Consejería en el marco del control y seguimiento continuo que realiza de las zonas de producción, coincidiendo este episodio con la veda biológica decretada por la Administración para el periodo de 20 de abril al 18 de mayo.

Esa situación de contaminación por biotoxinas se ha mantenido en el tiempo una vez finalizado el periodo de veda, por lo que es necesario mantener el caladero de coquina cerrado por motivos sanitarios al objeto de garantizar la salud publica de los consumidores.

Desde el Gobierno andaluz se apela a la responsabilidad del sector marisquero para que cumpla con la normativa en vigor que establece el cierre de los caladeros cuando se registra una alta concentración de biotoxinas en los moluscos.

La Junta de Andalucía es “sensible” a la preocupación de este sector que se ha visto afectado por un episodio de contaminación, producido durante el período de veda de la coquina y que continúa en la actualidad, y por tanto no permite a los mariscadores faenar a pesar de que haya concluido la parada biológica de esta especie.

La Consejería recuerda que el marisqueo sin licencia está prohibido en cualquier momento y conlleva una sanción de carácter grave, medida que en el caso de realizar esta actividad en una zona de producción cerrada por motivo sanitario se eleva a la consideración de muy grave. Las sanciones por el incumplimiento de estas prohibiciones pueden oscilar entre 301 y 60.000 euros para las personas que capturen moluscos bivalvos sin autorización (sanciones graves) y entre los 60.001 y 300.000 euros para quienes desarrollen esta actividad en un caladero cerrado por presencia de toxinas (sanción muy grave).

La Administración autonómica ha hecho hincapié en el riesgo que el consumo de estas capturas podría suponer para la salud pública y ha advertido de que velará por el cumplimiento de la normativa aplicando la máxima sanción a aquellas personas que capturen moluscos bivalvos en una zona cerrada por presencia de biotoxinas.

Más información:

> Informe 2004 sobre el marisqueo de coquina  (Donax trunculus ) e el parque Nacional de Doñana.