Objetivo: Acabar con el consumo de tabaco en los coches

Niños-y-tabaco-1024x680Objetivo: Acabar con el consumo de tabaco en los coches

El Consejo General de Enfermería ha puesto en marcha una campaña de concienciación con el objetivo acabar con el consumo de tabaco en los coches, para lo que visitará colegios de toda España a fin de convertir a los menores en “agentes de salud” y conseguir que sus padres no fumen en el interior de sus vehículos.

En esto tenemos que estar todos unidos“, ha destacado el presidente de esta institución, Florentino Pérez Raya, durante la presentación de la campaña ‘Coche sin humo. Protégeles‘, que va centrada en la sensibilización de niños de 5 a 10 años y también incluye la creación de un distintivo que identifique los ‘coches sin humo‘. Según este dirigente, existen numerosos estudios que alertan del riesgo del tabaquismo pasivo para los niños, cuyos pulmones “todavía están en desarrollo” y son más sensibles a las 250 sustancias nocivas y 70 cancerígenas que tiene el humo del tabaco.

De hecho, ha alertado Pérez Raya, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 30 por ciento de las muertes por tabaquismo pasivo en el mundo se dan en niños, ya que el perjuicio de la nicotina del tabaco en los niños es “cuatro veces mayor con respecto a los adultos“.

Y aunque la Ley antitabaco de 2011 resultó “muy efectiva” y ha reducido el impacto del tabaquismo pasivo entre la población adulta, el máximo representante de la profesión enfermera ha reclamado dar un paso más y “prohibir definitivamente que se pueda fumar en espacios tan reducidos como los coches“. Sobre todo, ha añadido, porque solo fumar medio cigarrillo en el coche ya genera una contaminación 10 veces superior a los límites considerados peligrosos para la salud, que además permanece en el interior del vehículo “durante varios días“.

Buscan una “revolución social pacífica”

Por todo ello, y dado que una reforma legislativa puede tardar “semanas e incluso años“, el objetivo de la campaña es lograr una “revolución social pacífica” y concienciar a los niños sobre todos esos riesgospara que luego ellos mismos actúen como agentes de salud y con la perseverancia que les caracteriza conciencien a sus padres“, ha añadido Íñigo Lapetra, director de Comunicación del Consejo.