NATURALEZA – El martín pescador y el pez gato

thumb-1920-555333
El martín pescador y el pez gato

En el video de “Momentos con la Naturaleza” que nos presenta Joaquín Cid, podemos ver al Martin Pescado en una pequeña charca y cómo pesca pequeños peces, después la cosa cambia cuando la captura es el conocido como “pez gato”, aunque de pequeño tamaño, las dichosas “púas” de que dispone este pez en su aleta dorsal y pectorales, hacen que el martín pescador tenga que emplearse a fondo y asegurarse bien antes de engullirlo.

Martín pescador común (Alcedo atthis)

Presente en casi todos los ríos y humedales de la Península hasta hace relativamente poco tiempo, el martín pescador es una de las especies más damnificadas por el deterioro experimentado por las aguas dulces de nuestro país durante las últimas décadas. De espectacular plumaje y vuelo rapidísimo, este coraciforme necesita taludes arenosos para excavar su nido, así como una abundante población de pequeños peces, larvas de insectos acuáticos y anfibios para alimentarse.

Dónde vive

Se distribuye ampliamente por Europa (donde falta solo en Islandia y algunas otras islas), norte de África y Asia central y meridional, donde se extiende hasta la India, la región indomalaya y Japón. También está presente en Nueva Guinea.

En España

Aparece bastante repartido por la Península, aunque resulta más común en las regiones occidentales (particularmente en Extremadura y el oeste de Castilla y León), en el norte (sobre todo en la cornisa cantábrica, Galicia, País Vasco, Navarra y norte de Castilla y León), en Sierra Morena y en algunas provincias catalanas y andaluzas. Resulta, en cambio, bastante escaso en La Mancha y en el sureste árido, donde llega a faltar casi por completo. Está ausente como reproductor de ambos archipiélagos y de los territorios norteafricanos. En nuestro país habitan la subespecie athis, repartida por el sur y el levante, y la subespecie ispida, que ocupa el norte y el oeste peninsular.

Desplazamientos

Las poblaciones del sur y sureste europeo se muestran mayoritariamente residentes, mientras que las más norteñas y orientales son migradoras, por lo que se desplazan en invierno hacia las regiones mediterráneas e incluso el valle del Nilo. La migración posnupcial tiene lugar desde finales de septiembre hasta principios de noviembre, aunque según la latitud puede adelantarse o retrasarse la partida hasta un mes. La vuelta a los territorios de reproducción se produce entre marzo y mayo.

Poblaciónón

En Europa se estima que existen 50.000-190.000 parejas reproductoras, de las cuales 4.000-7.000 parejas se calcula que son aves ibéricas. Por otro lado, el contingente migrador procedente de Europa central y oriental refuerza la población española durante el invierno con varios miles de individuos. La tendencia en nuestro país parece claramente descendente, aunque faltan estudios a escala nacional; solamente en algunas regiones, como Extremadura, Navarra, Cataluña, Vizcaya y las provincias occidentales de Castilla y León, la población se mantiene más o menos estable.