• Home »
  • Noticias »
  • La FAMP pide “máxima urgencia” en la modificación del impuesto de plusvalía

La FAMP pide “máxima urgencia” en la modificación del impuesto de plusvalía

MINULa FAMP pide “máxima urgencia” en la modificación del impuesto de plusvalía

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, ha pedido hoy la “máxima urgencia” en la tramitación legislativa de la modificación del impuesto de plusvalía que estudia Hacienda “para despejar la inseguridad jurídica que sufren los ayuntamientos”.

El también presidente de la Diputación de Sevilla se ha referido de esta forma, a través de un comunicado, a la sentencia del Tribunal Constitucional que anuló el impuesto de plusvalía municipal en aquellos casos en los que se hayan registrado pérdidas en la venta de un inmueble.

A raíz de esta sentencia, técnicos del Ministerio de Hacienda y de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) están trabajando en un documento que recoge una propuesta de reforma con varias modificaciones.

Los municipalistas, según Rodríguez Villalobos, proponen una fórmula “sencilla de aplicar”, consistente en que la plusvalía se transforme en un impuesto a cuenta del IRPF de acuerdo con “la capacidad económica del contribuyente”.

Para el presidente de la FAMP, la reforma de este impuesto debería ser integral y la base actual debería ser sustituida por otra nueva que gravase la capacidad económica.

“Esta base sí que tendría en cuenta el incremento real del valor, como en la declaración del IRPF, por la diferencia entre el valor de transmisión menos el valor de adquisición, extendiendo el incremento al valor de construcción”, ha explicado Villalobos, que ha agregado que de esta manera la cuota del impuesto sería deducible en los impuestos del Estado y así se evitaría una doble imposición al contribuyente.

La otra propuesta que analizan los técnicos de Hacienda y la FEMP, según ha señalado Villalobos, sería una reforma en la que se gravarían las plusvalías de menos de un año.

Para ello habría que modificar la base imponible para incluir los coeficientes de variación del mercado inmobiliario del suelo por año y municipio, manteniendo la referencia al Valor Catastral, y estos índices deberían ser elaborados por el catastro y se actualizarían en los Presupuestos Generales del Estado.

El presidente de la FAMP ha recalcado que la plusvalía es una fuente de ingresos que, sólo en el año 2015, permitió a los ayuntamientos andaluces ingresar 267 millones de euros en las arcas locales, lo que supone el 9,6 % de la totalidad de las figuras impositivas que aplican directamente a sus vecinos.

Por ello, ha advertido de que retirar las plusvalías “significaría detraer uno de cada diez euros de los ingresos propios que gestionan y recaudan los ayuntamientos, una importante partida que sirve para ofrecer servicios de calidad a los vecinos”, ha resaltado.

Por otra parte, ha incidido en que el citado informe reivindica la continuidad de las diputaciones, a las que atribuye “un papel fundamental” en la estructura territorial del Estado. EFE