Nútrias en el Guadiamar

Nutria - lutra lutra

Nutria – lutra lutra

La nutria en el Corredor verde del Guadiamar

Joaquín Cid nos muestra unas escenas, aunque de corta duración, pero suficientes para dejar constancia que tenemos nútrias en nuestro río Guadiamar.

Según Joaquín…”No son las imágenes que me hubiesen gustado obtener, porque después de tenerla breves segundos sobre el tronco fuera del agua, a unos 15 metros, ésto no sucede todos los días, por lo esquivas y desconfiadas que son, pues me tuve que conformar con un par de fotografías, ya que se sumergió rapidamente y sin que me diera tiempo a hacerle vídeo a esa corta distancia, pero bueno ya habrá otras oportunidades”.

La distribución de la Nutria en el Corredor del Guadiamar después del desastre ecológico de Aznalcollar no garantiza la calidad del agua en este entorno.

Los animales toman sus decisiones dependiendo de las indicaciones medioambientales asociadas con un alto éxito en la supervivencia o en la cría a lo largo de su historia evolutiva. Sin embargo, debido a los rápidos cambios antropogénicos del medioambiente, puede que les falten estas indicaciones prácticas y, por tanto, tomen malas decisiones con posibles consecuencias para los individuos y las poblaciones.

Los contaminantes son muy difíciles o imposibles de detectar para los animales, así que podrían utilizar los hábitats contaminados a pesar de sus peligrosos efectos. La nutria de Eurasia Lutra lutra volvió a ocupar el río Guadiamar (suroeste de España) un año después del vertido tóxico que mató a la fauna que lo habitaba.

En ese momento, los niveles de metales pesados y arsénico (As) de la cadena trófica del río eran probablemente dañinos para las nutrias. Para investigarlo, los investigadores determinaron la cantidad de varios metales pesados como el cobre, el cadmio, el zinc (Zn), el plomo (Pb) y otros metaloides como el arsénico en los excrementos de las nutrias y estimaron la ingesta media de estos elementos en las nutrias.

Las concentraciones de Zn, Pb y As eran estadísticamente más altas en los excrementos recogidos a lo largo del río Guadiamar que en los recogidos a lo largo del río Guadalete (zona de referencia). Una “nutria tipo” del río Guadiamar consumiría entre 3 y 4 mg de Pb y más de 5 mg de As a diario. Dichas dosis deben ser peligrosas para la especie y cuestionan la habitual afirmación de que la presencia de nutrias es un excelente indicador de la calidad de un río.