Aparece muerto un anciano en Matalascañas con signos de violencia

Un agente de la Guardia Civil custodia la vivienda donde se encontró el cadáver.

Un agente de la Guardia Civil custodia la vivienda donde se encontró el cadáver.

La Guardia Civil investiga la muerte de un anciano en Matalascañas

La Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil investiga las causas de la muerte de un hombre de 68 años que apareció con signos evidentes de violencia en el interior del chalé en el que vivía, en pleno centro de Matalascañas, en el Sector Inglesillo. 

Efectivos de la Benemérita hallaron el cadáver del hombre el viernes por la noche, después de que un vecino alertara de que la víctima llevaba varios días sin aparecer por la zona, según confirmaron fuentes de la investigación. 

Miembros de la Comandancia se personaron en la vivienda y alrededor de las once de la noche del viernes trasladaban el cuerpo sin vida de la víctima, El anciano residía habitualmente en el inmueble, y “todos los objetos de su casa estaban revueltos”, aseguraron las fuentes. El cuerpo podría haber sido maniatado e incluso amordazado. 

La casa se encuentra desde entonces custodiada por la Guardia Civil y el acceso a la zona permanece estrictamente limitado a los residentes. Durante las 48 horas siguientes al hallazgo del cadáver, los agentes han estado practicando pruebas y tomando huellas para esclarecer las causas de la muerte.

La víctima, que respondía al nombre de Pedro, procedía de Aranjuez, aunque llevaba alrededor de diez años residiendo en Matalascañas. Sus vecinos, que aseguraron que “era viudo desde hacía unos años”, lo recordaban ayer como un “hombre educado y de trato muy correcto, aunque mantenía poca relación con el vecindario”. El caso, sobre el que el juez ha decretado el secreto de sumario, mantuvo en alerta durante todo el fin de semana a los residentes habituales de la zona en la que ocurrieron los hechos.

Fuente: Diario de Sevilla