La dureza del agua en la vida diaria

Analisis privados efectuados en diferentes pozos demuestran que contienen gran cantidad de nitratos.

Análisis privados efectuados en diferentes pozos demuestran que contienen gran cantidad de nitratos.


La dureza del agua interviene en la vida de los electrodomésticos y la salud.

> Análisis en pozos de la localidad demuestran gran cantidad de cal y nitrato, lo que hacen que el agua no sea potable y se desaconseja su consumo para beber ya que el nitrato es cancerígeno.

La gran cantidad de nitratos que llegan a los acuíferos es en su mayor parte debido al exceso de labores agrícolas, situación que puede afectar a la salud.

Huévar del Aljarafe al igual que muchos pueblos andaluces en aquellos tiempos de antaño se suministraba de agua potable a través de los pozos de las propias viviendas o municipales.

Huévar poseía varios pozos municipales que suministraban agua a la localidad, lugar donde la gente se pasaba a llenar sus cantaros, pozos como el de la calle La Fuente, Plaza del Gran Poder, El Pozito, el matadero, el pozo colorao, la estación, etc.

Poco después, surgieron las fuentes o grifos que traían el agua de los depósitos o pozos llamados “agua santa”, grifos como el de la calle la cruz, calle Paúl, plaza altozano, plaza nueva.

Pero fue en 1989 cuando se inauguro la entrada en Huévar de la empresa Aljarafesa, empresa que aún suministra agua de calidad y libre de durezas a esta localidad.

Pozo municipal de la calle la Fuente ya cerrado

Pozo municipal de la calle la Fuente ya cerrado

Atrás quedo la llamada agua con mucha cal, si bien no tiene efectos negativos para la salud y el medio ambiente, la dureza del agua, que no es más que la concentración de sales de magnesio y calcio, o la cal como la denominamos de forma común, provocan otros inconvenientes en nuestro día a día.

Son precisamente la formación de incrustaciones calcáreas, las que pueden romper con mayor facilidad los electrodomésticos de nuestros hogares e incluso, suponen un mayor riesgo de obstrucción de las tuberías domésticas.

Hoy en día, los electrodomésticos de última generación, dan la posibilidad de programar nuestras lavadoras y lavavajillas en función de la dureza que presenta el agua de cada zona. Dicha regulación previa del aparato, permitirá que los lavados se optimicen, compensando los efectos negativos que un agua de elevada dureza puede provocar, con el consiguiente mejor funcionamiento y una mayor duración de la vida útil del electrodoméstico.

Las calificaciones de la dureza del agua pueden variar desde muy blanda hasta muy dura. En el Aljarafe, la dureza del agua anda entorno a los 10-11 grados franceses, por lo que es considerada como un agua blanda.

Relacionados:

>  ¿Cómo entra la cal en el agua?

¿Es malo para la salud beber agua dura o con altos contenidos de calcio y magnesio?