• Home »
  • Aljarafe »
  • La Junta de Andalucía no transfiere el dinero para pagar a las Escuela Taller

La Junta de Andalucía no transfiere el dinero para pagar a las Escuela Taller

Alumnos de los cursos en la puerta de la Mancomunidad de Municipios esperando soluciones que no llegan

Alumnos de los cursos en la puerta de la Mancomunidad de Municipios esperando soluciones que no llegan

Los alumnos de estos proyectos que dieron comienzo entre noviembre y diciembre de 2013 no cobran y empiezan a tener problemas de primera necesidad, problemas económicos, impago de hipotecas, recibos de luz, agua, contribución…etc

> Huévar del Aljarafe posee en estos Cursos a 12 alumnos, los cuales temen que con la llegada de las vacaciones los impagos se prolonguen.-

Según responsables de estos Cursos y alumnado, están muy preocupados y asfixiados por los impagos, ya que no pueden hacer frente a gastos de la vida cotidiana, hipotecas, luz, agua, alimentación, etc. El comunicado a este diario de noticias de infohuevar.es dice lo siguiente:

Unas 200 personas, y con ellas sus familias, personal docente, directivo, de apoyo y alumnos/as trabajadores/as de la decena de proyectos de Talleres de Empleo y Escuelas Taller promovidos por la Mancomunidad de Desarrollo y Fomento del Aljarafe, aprobados en Diciembre de 2011 por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, se enfrentan a una situación de impagos de sus nóminas desde el pasado mes de Junio, y a un futuro incierto sobre el pago de las próximas.

El problema ha llegado cuando la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, de la que dependen ahora estos talleres, no transfiere a la Mancomunidad del Aljarafe el dinero correspondiente a los segundos seis meses del proyecto, y ésta a su vez no tiene liquidez para poder abonar las nóminas. De hecho, haciendo un gran esfuerzo, la nómina de mayo la tuvo que adelantar la propia Mancomunidad de sus propios recursos, y esta ya se pagó con un retraso de 15 días a los trabajadores de estos proyectos.

Además, al estar gestionados estos talleres por la Mancomunidad del Aljarafe, tampoco se han podido acoger a la solución que desde el pleno de la Diputación de Sevilla aprobó el pasado 18 de junio, que ha facilitado el adelanto de dinero pero sólo a los talleres gestionados desde ayuntamientos. La mancomunidad al ser entidad supramunicipal y no tener convenio de gestión de impuestos con el OPAEF no ha podido acogerse quedando estos trabajadores en situación de desigualdad con respecto al restos de proyectos de la provincia de Sevilla que trabajan para entidades municipales.

Toda esta situación está afectando cada vez más no sólo al funcionamiento del de los Talleres y Escuelas en cuanto a su objeto, sino también a las situaciones personales de los alumnos, personas desempleadas (y en riesgo de exclusión social) que renunciaron en su día a la prestación por desempleo y a las ayudas sociales existentes para hacer este taller y formarse y así tener una formación que les permitiera al acceso al mercado laboral. Todos estos proyectos dieron comienzo entre noviembre y diciembre de 2013 y ahora, en estas circunstancias, sin cobrar, ya empiezan a tener problemas de primera necesidad, problemas económicos, impago de hipotecas, recibos de luz, agua, contribución…etc.

Las explicaciones que les dan a los alumnos en el Patio de la Mancomunidad no les convencen

Las explicaciones que les dan a los alumnos en el Patio de la Mancomunidad no les convencen

La situación es especialmente grave si tenemos en cuenta que a estos 8 talleres y 2 escuelas taller se están dedicando fondos de una subvención europea perteneciente al ejercicio de 2011, por lo que la pregunta que surge es clara: ¿dónde están los fondos a estas alturas, año 2014? ¿Qué gestión se hace de este dinero público tres años después? En febrero de 2012 la Junta de Andalucía recibió estas subvenciones del Fondo Social Europeo y el compromiso del pago, según las resoluciones oficiales era de abonar el 50 % al inicio del proyecto (es lo único que se ha hecho) y del resto abonarlo en dos partes iguales, un 25% que se traspasaría directamente a la entidad promotora pasado los seis primeros meses del proyecto y otro 25% que se daría justificado el 50% del gasto inicial que recibió la entidad. Nada de esto se ha cumplido.

Para nosotros es muy triste, como andaluces, que precisamente el organismo que debería ser ejemplo de eficacia en el trabajo para sus ciudadanos (la Junta de Andalucía) sea precisamente quién nos genere situaciones sociales difíciles de entender y de soportar. Por eso queremos exigirle que cumpla sus compromisos de pago del dinero restante de las subvenciones y que de una vez por todas alguien sea capaz de poner en valor al organismo que nos representa a todos los andaluces“.