La araña parda domestica, un arácnido que ha estado siempre entre nosotros

Sin título

La araña parda domestica que últimamente ha originado chorros de tinta en la prensa, ha estado siempre entre nosotros, y es también venenosa.

HUEVAR DEL ALJARAFE – 17/05/2014 – (infohuevar.es – Prensa Local)

La araña reclusa parda es temida debido a los severos síntomas que sus picaduras pueden llegar a producir. La araña reclusa parda es única, ya que tiene sólo 6 ojos (la mayoría de las arañas tienen 8) y tiene una marca en forma de violín sobre su espalda. 

Los últimos casos conocidos por supuestas picaduras de la llamada “araña parda reclusa”, a sido objeto de muchos artículos de prensa, pero habría que decir, que la también araña doméstica parda (Laxosceles reclusa): del mismo tamaño que la anterior, es conocida por su color pardo oscuro o canela claro; de cuerpo plano con una banda oscura en forma de violín en porción dorsal del cefalo-tórax, 

Pasadas varias horas de la picadura, aparece dolor local acompañado de enrojecimiento y la formación de una ampolla hemorrágica que evoluciona a escara necrótica y ulceración profunda de contornos precisos e irregulares.

La Araña Parda Domestica se trata de una araña que tenemos que siempre ha estado entre nosotros, y sería incluso más venenosa, que  la de las ultimas noticias aparecidas. Es la típica araña que encontramos en las casas al mover un mueble o en las bañeras, lavabos o en lugares húmedos y sombríos.

Las arañas del género loxosceles, familia loxoscelidade son llamadas arañas reclusas, arañas violinistas, de rincón o arañas pardas. Son especies pequeñas cuya longitud va de 10 a 15 mm sin contar las largas patas, son de color marrón y con un característico dibujo en forma de violín en la parte dorsal del cefalotorax. Frecuentemente construyen nidos en las casas aunque no deber ser confundidas con las también pardas e inocuas arañas Clubiona y Filistata. Algunas poseen un potente veneno citotóxico y hemolítico, que causa necrosis extensa en la grasa subcutánea y músculo subyacente en un cuadro clínico conocido como loxocelismo.

El aspecto de la araña ante el observador es de apariencia feroz, imponente y amenazante y por ende causa repulsión su presencia. La hembra es más grande y de abdomen más prominente que el macho, es también la más peligrosa, sus patas perfectamente pueden alcanzar de 3 a 40 mm de longitud.670px-Identify-a-Brown-Recluse-Step-2

Los quelíceros están ubicados en el tórax inferior y son agujetas color negro muy finas. Muy rápida de reaccionar, esta araña puede correr velozmente en forma casi instantánea en busca de refugio, por lo que se hace difícil atraparla, incluso puede saltar a 10 cm de altura o escabullirse en rendijas de no más de 5 mm de alto.

Suelen picar en nalgas y muslos debido a que suelen hacerlo cuando la persona se sienta inadvertidamente sobre ellas. Muy frecuentemente la picadura es indolora y sus efectos no se asocian a la causante. Horas después aparece una úlcera que puede llegar a ser muy profunda. Su mortalidad es del 30% aún con tratamiento.

Presentan una distribución mundial y las especies más peligrosas son la Loxoceles reclusa, que habita en Estados Unidos y la Loxoceles laeta, de América del Sur. En España vive la Loxoceles rufescens, pero su mordedura es de mucha menos gravedad que la de sus parientes americanas produciendo solo edema local y no necrosis o muy leve.

En este vídeo que he realizado tras atrapar a una de ellas en nuestra localidad de Huévar del Aljarafe,  podemos ver a una “araña parda domestica” que habita normalmente entre nosotros y pasa desapercibida. En este pequeño vídeo que he realizado, he quiero trasladar, que sus picaduras son muy escasas en la vida diaria y que estas arañas como otras domesticas  no atacan, por lo tanto no habría que hablar de plaga.

Debido a las bajas estadísticas de sus picaduras deberían causar cierta  tranquilidad al contrario de la sicosis que se ha levantado ultimamente, siendo incluso abordado este problema por el programa cuarto milenio.