Naturaleza en el Corredor Verde del Guadiamar “La Culebra Escalera”

Culebra escalera (Rhinechis scalaris)

Culebra escalera (Rhinechis scalaris)

La culebra de escalera (Elaphe scalaris) es un colúbrido frecuente en el Corredor Verde del Guadiamar que puede llegar a medir 150 cm de largo. Cuando es joven hace honor a su nombre específico, por forma de escalera en el dorso que se transforma en dos bandas longitudinales oscuras cuando es adulta.

Tiene la cabeza pequeña, redondeada y poco diferenciada del cuello, con el hocico un poco afilado. Vive en ambientes soleados y no es extraño que se suba a los árboles. Los adultos se alimentan de pequeños mamíferos y de pájaros (especialmente de los de los nidos), mientras que los jóvenes comen saltamontes y otros animales de tamaño similar. Es un reptil agresivo, que sopla de manera espectacular al sentirse amenazado, y es fácil que muerda con violencia si se lo intenta coger.

Tradicionalmente, en el campo, a la culebra de escalera se le han atribuido propiedades medicinales, y con ella se ha preparado caldo, aceite y ungüento. Como otros ofidios, bastantes culebras de escalera mueren atropelladas en los caminos y carreteras, ya que utilizan el asfalto para calentarse.