Respondemos a la pregunta del millón: cuándo va a dejar de llover

Sin títuwetjlo

Respondemos a la pregunta del millón: cuándo va a dejar de llover

Llevamos ya casi una semana de lluvias y esto no parece tener fin. Primero, con la llegada de una DANA por el Atlántico y, ahora, con otra que se acercará a nuestro país en los próximos días. Eso significa que, al menos, hasta dentro de una semana podrían no cesar las lluvias (con alguna que otra tregua, eso sí) en varios días seguidos. ¿Cuándo llegará realmente el calor de las altas presiones? Nuestra meteoróloga, Rosalía Fernández, nos da algunas pistas.

Los mapas de previsión de el tiempo lo tienen claro: la inestabilidad va a reinar en la península durante varios días seguidos. Primero, por la DANA que durante la primera mirad de la semana va a pulular sobre nuestras cabezas; luego, por la llegada de una segunda borrasca que nos traerá una nueva tanda de lluvias y chaparrones a buena parte del país a partir del domingo.
Captura
*Imagen: anomalía geopotencial en altura a 500 hPa (5.500 metros de altura)
Así, tal y como ha comentado la meteoróloga Rosalía Fernández, esta borrasca actualmente “se mantiene muy ubicada frente a las costas gallegas, en el Atlántico, pero se va a ir aproximando de forma progresiva durante el próximo fin de semana”. Las consecuencias son claras: un panorama plenamente inestable, inseguro, durante el arranque del mes de junio.
Esta situación tan concreta garantiza sobre todo precipitaciones pero también tormentas en numerosas zonas de la mitad norte peninsular y, “si no cambian mucho las cosas, todo apunta a que a mediados-finales de la semana, a partir del 7 de mayo más o menos, el aire más cálido y el anticiclón de las Azores se harán con el gobierno de la situación“, sentencia Fernández.
La llegada del verano
Sería a partir de entonces cuando hablaríamos por fin del establecimiento de las altas presiones sobre nuestro país, con el consiguiente aumento de las temperaturas, los cielos plenamente azules y soleados, y un ambiente puramente primaveral. Podría ser, de hecho, el arranque del ‘verano meteorológico’, que habitualmente se establece en torno al 1 de junio pero, según las condiciones del tiempo, puede variar.
beach-1867285_1920
Hasta entonces, solo queda seguir sacando el paraguas, el chubasquero y las botas impermeables pues las precipitaciones, más abundantes cuanto más al norte nos encontremos, parece que no van a cesar de momento.